Imagen de noticias de LAdeV

Ver todas las noticias


CARLOS CORREAS Y LA LITERATURA GAY EN ARGENTINA

La muy minoritaria (y muy bien hecha) editorial madrileña Amistades particulares acaba de editar los cuentos gays de Carlos Correas (1931-2000) con el título de «El caminante en la noche» uno de los pioneros, pero no el primero,de la literatura gay en Argentina      -sometida años a muchas prohibiciones- y un autor, Correas, que se suicidó arrojándose por un balcón,tras una vida rebelde, difícil y en verdad muy de maldito, aunque se casó incidentalmente. La breve (y en general notable) obra gay de Correas se publicó en libro -«Los jóvenes», el título de uno de los relatos- sólo en 2012, años después de su muerte. Sin duda su relato mejor y más explícito es «La narración de la historia»  publicada en la revista «Centro» de la Universidad de Buenos Aires en 1959. El número se prohibió y Correas tuvo serios problemas judiciales, lo que le llevó a ocultar su vida homosexual (terminó aficionado a los travestis) y a no publicar textos tan explícitos, aunque escribiera algunos más, nunca del nivel mencionado. Como escritor que pertenecía a la élite social e intelectual porteña, casado con la hija de un famoso presidente de la República, sería Manuel Mujica Láinez (1910-1984), gran amigo mío y notorio gay, el primero que no tocando los bajos fondos ni el mundo de los chongos -chaperos- escribe novelas gays de enorme éxito en Argentina y fuera, así «Los Ídolos» (1953) historia de dos amigos fascinados por el libro de un viejo escritor, donde lo gay no se nombra pero es meridiano. Sin embargo lo homosexual es ya notorio en «Bomarzo» (1963), la gran novela histórica de Mujica, llena de premios nacionales e internacionales. Manucho -Mujica Láinez- que viajaba siempre con un amante joven, un chico al que presentaba en todas partes, era un gay ilustre e intocable. Por el contrario Correas era pura vulnerabilidad marginal. Pero en Argentina la que se tiene como primera novela gay publicada (que generó también escándalo y juicios) fue «Asfalto» (1964) la segunda novela de Renato Pellegrini -que me envió dedicada en 2010- y eso que llevaba prólogo de Mujica Láinez. «Asfalto» (no mencionada en el didáctico prólogo a «El caminante en la noche») es obviamente la primera novela gay argentina, habiendo nacido Pellegrini, además, el mismo año que Correas.  Renato Pellegini, muy amigo de otro notable gay argentino, Abelardo Arias (1908-1991), fundó en los años 50 la editorial Tirso -donde se editó «Asfalto» y que por ello fue clausurada- donde en traducción muchas veces del propio Arias y otras veces (menos) de Pellegrini salieron en español autores gays tan notables como Roger Peyrefitte, Carlo Coccioli, Montherlant o André Gide…  Otro autor gay argentino -antes de Manuel Puig o de Copi- fue el periodista, que murió de sida, Oscar Hermes Villordo (1928-1994), muy amigo de Mujica Láinez, de quien escribió una biografía asaz convencional, pero antes una de las más atrevidas y mejores novelas gays de la Argentina, «El ahijado» de 1990.  Antes (en sus poemas de 1966) lo gay es visible en no pocos poemas. Pensemos además que el propio Mujica Láinez publicó en 1976, «Sergio», una novela claramente gay,reeditada el año pasado en España -Drácena Ediciones- con prólogo mío. Excelente traductor de los Sonetos de Shakespeare y gay evidente pero siempre entre élites, buena parte de la literatua gay argentina parte de Mujica Láinez, incluso si hablamos de notables marginados como Pellegrini o Correas.  Y no hablo de José Bianco (secretario muchos años de la mítica «Sur) o de su amigo y gran escritor Juan José Hernández, ambos ya fallecidos. Aunque poco conocidos y tardíos de edición, los cuentos gays de Carlos Correas valen mucho la pena y es bueno que se reediten, como se reeditó ya «Asfalto» .también de ambientes marginales y de noche turbia- tenida obviamente por la primera novela claramente gay de Argentina. Pero ¿cómo olvidar a Mujica Láinez o al cura español Badanelli, favorito de Perón  para más inri, que se marchó de España tras su novela galante/gay «Serenata del amor triunfante» en 1929?


¿Te gustó la noticia?

¿Te gusta la página?