Imagen de noticias de LAdeV

Ver todas las noticias


Beaumarchais, Guitry, Flotats.

Asístí ayer tarde en el Teatro Español de Madrid al estreno de una obra-espectáculo de Sacha Guitry sobre «Beaumarchais», interpretada en su papel principal por Josep Maria Flotats. Guitry (1885-1957) fue un gran autor, actor y hombre de teatro francés, quizás un tanto olvidado, pese a su seguro buen hacer, u olvidado al menos fuera de Francia. Pierre Augustin Caron de Beaumarchais (1732-1799) es uno de los mejores dramaturgos franceses y europeos del XVIII y hombre ubérrimo en su dedicación al arte y a la vida y a cuanto se le ponía por delante; sus dos obras más famosas (ambientadas en España) «El barbero de Sevilla» y «Las bodas de Fígaro», además de notabilísimas en sí, han dado lugar a operas ilustres, como la de Rossini ( «El barbero de Sevilla) cuya música sabe transmitir la misma «alegría de vivir», la misma «joie de vivre» que alienta la producción y la vida de ese hombre carismático que fue Beaumarchais. Por lo demás, decir que Flotats borda el papel y se adueña del escenario es casi una tautología. Me honro en ser amigo suyo, pero no es la amistad (en ningún momento) la que me lleva, muy gustoso eso sí, a decir que Flotats es un actor magnífico, espléndido y de talente generosamente universal y nada nacionalista. Ni siquiera nacionalista francés, que acaso es lo que más le hubiese convenido. Josep Maria está soberbio y es estimulante y cálido volverse a reencontrar con el gran vividor que fue Beaumarchais (y seguro que el propio Guitry) de su mano, perfecta.


¿Te gustó la noticia?

¿Te gusta la página?