Imagen de obra de LAdeV

Poesía

Sublime Solarium

El título de este libro, al parecer enigmático, admite una doble significación. Aceptando su lectura castellana, querría significar misterio deslumbrante, todo aquello que nos tienta con su oculta voz, que nos atrae y que es al mismo tiempo palacio de nuestro refugio y de nuestra duda. La segunda lectura que el título admite es latina, y proviene del Memoriale sanctorum de Eulogio de Córdoba, escrito hacia el 850 de nuestra era, y donde se narra la persecución y el martirio de los cristianos mozárabes, víctimas de la fe. Como adecuado final a su libro, Eulogio narra allí la muerte del emir Abd Al-Rahman II, que hábilmente atribuye a su maldad para con los cristianos. Presa del mal, el príncipe sube a la terraza más alta (sublime solarium) y muere rodeado de todo el esplendor de sus fastos. La lectura latina de nuestro título querría significar, pues, el símbolo de la muerte aceptada, del más bello puñal para morir de los senadores romanos, de Petronio con las venas abiertas en el banquete, más ecuánime y sereno, junto al vaho del deseo y de la música. Querría significar, finalmente, todo aquello que, ignorado del autor, representa para el lector un camino, una difícil señal, o la débil rama que basta a mantener su interés en la vida.

Syrtes

Se trata del segundo libro de poemas de Luis Antonio de Villena, escrito en 1972, que por no encontrar editorial en su momento permaneció inédito hasta el año 2000. Syrtes es un libro en el que se imbrican cultura y vida con elegancia y con inteligencia, pero, sobre todo, con una decidida actitud hedonista para enfrentarse con los espacios y los tiempos de la realidad. Estos poemas no ignoran la tristeza y la tragedia que siempre nos acechan entre lo cotidiano, pero el libro es también un viaje confiado, una búsqueda y encuentro de instantes en que la vida se carga de placer, aunque resulte efímero, de belleza suficiente, aunque proyecte una sombra de desasosiego. La existencia humana, con todos sus claroscuros y paradojas, se expresa en estos poemas. Syrtes es "deseo del sur, peligro y eternos contrastes cuyo nombre es diferente para cada circunstancia y para cada hombre. Como ese fantasma que hay detrás de toda alegría".

El viaje a Bizancio

El poeta anglo irlandés William B. Yeats, levantó en dos de sus mejores poemas una ciudad-símbolo. Bizancio como enclave de eternidad. Mito donde la vejez no es posible (That is no country for old men). Y los jóvenes que allí habitan se abrazan entre el oro eterno. Bizancio brota del mar de la muerte, y es así el mito de la Nueva Jerusalén. Pero en tal ciudad la eternidad sólo la construye - o la inventa - el hombre. A esa Bizancio apela el título de este libro. En mito, homenaje, amor y realidad de juventud. éxtasis en el texto. Edad sagrada. El illo tempore de los orígenes. La isla del Paraíso. El edén perdido. La adolescencia, el mal, la belleza, el goce y el amor. También la nostalgia. Lo bello y lo condenado. Eso es Bizancio. La ciudad que resistió, fue destruida, es destruida y vive.

Hymnica

Hymnica es ante todo, una apasionada inquisición en la Belleza, tema que absorbe todo el libro, en una distinta sucesión de textos exaltados, reflexivos, cultistas o experienciales... La Belleza como mal supremo. El cenit y el nadir (agónico) de un imposible reino del cuerpo. Un mundo de ídolos, sobre el que flotan la pasión, las teorías y el deseo... Un cierto paganismo nuevo, y aquel vano anhelo de la belleza antigua... Hymnica recoge poemas escritos por el autor entre junio de 1974 y abril de 1978.

Un paganismo nuevo

Antología de la obra lírica de Luis Antonio de Villena hasta 1981 -con un anticipo del inminente "Huir del Invierno"- y un prólogo del autor en forma de diálogo ente un Joven griego y un Joven turco, que cruzan opiniones apasionadas sobre el autor, su mundo y su obra. El prólogo dialogado se escenificó en su día en un programa de Radio Nacional de España.

Huir del invierno

Huir del Invierno es, naturalmente, un título simbólico. Con lo que sus significados tienen, a lo menos, dos direcciones. El Invierno no es sólo el de la realidad - que últimamente detesto - sino las culturas del Norte, la moral del puritanismo y del frío. La vida aceptada como una cuadrícula, como vino que debe diluirse en muchas partes de agua. La vejez, el miedo, la mansedumbre, el no atreverse, son también Invierno. Huir de él, será entonces buscar el calor, la juventud, la moral abierta, el cuerpo, el licor que surte directamente del cálido lagar donde pisotean los descalzos. Huir del invierno es buscar las culturas del Sur y ese Sur mismo. Es decir, la truncada tradición del paganismo grecolatino - que hoy es profundamente nuevo - y también el helenismo, que conlleva Oriente y el lado mejor del Islam. Es buscar los perfumes fuertes, el olor del verano, el politeísmo que ve sacralidades en muchas cosas, y desconfía de un Dios solo e intolerante. Huir del invierno es, pues, una quête. La búsqueda de todo lo que la luz y el meridiano representan. Y para mí, el intento de asumir vital y culturalmente lo que me gustaría ser y el mundo en el que quisiera habitar. Huir del invierno obtuvo el Premio de la Crítica en 1981.

Poesía 1970-1982

Esta es la primera vez que LAdeV reunió su poesía completa hasta "Huir del Invierno" inclusive. Con un estupendo prólogo -"La poesía de Luis Antonio de Villena"- del profesor José Olivio Jiménez cubano y catedrático de una Universidad de Nueva York. El prólogo se amplió en la segunda edición de estas completas ampliadas y se suprimió ( por motivos de espacio) en la tercera, cuando pasó a titularse el conjunto "La Belleza impura" como se seguirá titulando siempre en adelante.  

La muerte únicamente

El más puro idealismo de Villena se adscribe en la intemporal tradición del pensamiento platónico y neoplatónico, y lo que comenzó (y nunca tiene por qué dejar de ser) canto a la belleza y profesión del deseo, se trasciende a sí mismo y es ya una marca afilada hacia el Amor, en su más ideal y absoluto sentido. Y por éste, a la conquista de la Unidad original y perdida.  

Poesía 1970-1984

2ª Edición ampliada de la poesía reunida, con el prólogo de José Olivio Jiménez también ampliado sobre el libro "La Muerte únicamente.".

Como a lugar extraño

El mundo, la vida es para nosotros un lugar extraño, porque existen imposibilidad y dolor, y entonces el deseo, la perfección, el anhelo de Belleza quedan, casi permanentemente, como ajenos. Mas hay lugares extraños en el lugar extraño: El erotismo, la felicidad de la vida como vida sentida, las extrañas ínsulas del júbilo, el gozo de la carne psíquica, son asimismo lugares extraños. Y cuando desatendemos la vanidad, cuando el ave extraña de la bondad nos deslumbra, cuando desertamos, huimos, renunciamos y vamos a nuestro extraño centro, estamos nuevamente en otro lugar extraño. Libro extremado, fulgurante, coloquial, atrevido y cultista, Como a lugar extraño lleva la poesía de Luis Antonio de Villena a dos puntos opuestos y complementarios: Metafísica y sensorialidad, sexo y renuncia, literaturidad y lenguaje directo.

Marginados

Hay en estos Marginados piedad (¿por qué temer la palabra?) pero también celebración, apetito de vida. Detrás de toda marginación hay pasión, si delante es más que visible la injusticia. Pasolini escribió en carta a su amigo Spagnoletti (era en los años cincuenta): Cuando de la vida se ha consumido todo, aún queda todo. Por eso he hablado de celebración. La pasión de este libro es el lenguaje, las voces varias; pero en especial el sermo urbanus de hoy, las hablas de la ciudad. Marginados quisiera estar en esa faceta de la literatura (y de la lirica) que subraya la vida. Amor por lo terrible. Seducción por los perdedores. E, insisto, visión de lo atractivo e insoportable. Es (en un nuevo sentido) poesía social: O poesía de la pena, la rabia, la pasión y el desprecio: Móviles de vida.

La belleza impura (Poesía 1970-1989)

En este volumen se recoge la obra del autor hasta 1989, ampliando la anterior edición publicada bajo el título "Poesía 1970-1982" en el año 1983. En La belleza impura se incluyen, pues, Sublime Solarium (1971), El viaje a Bizancio (1976), Hymnica (1979), Huir del Invierno (1981), La muerte únicamente (1984) y Como a lugar extraño (1990)

Asuntos de delirio

¿Quiénes son los múltiples personajes de Asuntos de delirio? Todo poema lírico vive en la intimidad del poeta, pero éste (sin dejar de ser él, multiplicándose, disfrazándose, haciéndose pasar por quien no del todo es, como un actor imbuido en sus roles) puede usar voraces máscaras. Asuntos de delirio es mi libro, acaso, más verdadero. Todos lo son (incluso Sublime Solarium). Pero es también el más enmascarado y el más decadente. En una entrevista, fechada en Turín en 1951 - mi año - decía Montale: Habiendo sentido desde que nací una total desarmonía con la realidad que me rodeaba... Quizá yo sea un enamorado de todas las realidades - y de las extravagantes y quiméricas, en especial - por disgusto. Detesto la normalidad. Y detesto a quienes - siglo a siglo, en áspera piedra pómez - han levantado el ominoso monumento a esa Normalidad, que nos lleva a todos - con los ojos vacíos - a la grisalla y a la muerte.

Celebración del libertino

Libertinus era, en latín, el nombre que se daba al hijo del liberto. En el francés del siglo XVII, libertin pasó a ser - siempre en la raíz de libre - quien no se sometía a las creencias o prácticas de la religión. Y, como consecuencia, quien buscaba una vida distinta, desarreglada, respecto a la moralidad al uso. Libertino, esencialmente, es un espíritu ancho y libre. Nadie desconoce que los seres oscuros llaman débauche o libertinaje o desorden licencioso a la vida del libertino. Pero esa es una lectura perversa. El libertino que celebro y quiero es latino y francés, feliz y anticatólico. Cuantos he conocido me enamoraron siempre, por entero. Celebración del libertino obtuvo el XIX Premio Ciudad de Melilla.

Afrodita mercenaria

"Afrodita mercenaria" es una antología temática que recoge, hasta el año de su publicación, una serie de poemas sobre el "amor mercenario" donde se incluyen algunos inéditos. Aquí tienes la posibilidad de leer dos de ellos.

Las herejías privadas

El que habla es un niño adulto. Un casi adolescente rescatado, vuelto. Un fugitivo que regresó de otro espacio. Habla de la hondura, de sombras y de alguna costumbre pretérita. Y construye. Algo construye. Porque toda memoria es construcción: la brillante (aquí algo opacada) y la oscura, que se formó en la ternura también. Es éste un libro contra la culpa y contra el daño. Inútilmente a favor de la libertad grande, de la altura moral, de un mundo distinto. (Hay que rehacer el mundo, reinventarlo, necesariamente rehacer el mundo...)

Alejandrías

Selección y prólogo de Juan Antonio González Iglesias del cuál destacamos un fragmento: Para la presente antología, Luis Antonio de Villena ha elegido un título en plural, Alejandrías. Abre así un espacio y muchas épocas. Grecia y Roma en Egipto. Puerto mediterráneo, faro, biblioteca y museo... Alejandría es el nombre de una ciudad solar. Su gentilicio afecta a la literatura más que a la geografía, y lo mismo coincide con el nombre de un verso (algunos hay, y magníficos en este libro), que se convierte en adjetivo perfecto para un modo de concebir la literatura, la que se forja sobre más literatura hasta darle intensidad insuperable. Alejandría suma refinamientos y barbaries, oriental y africana, pero griega... Es Cavafis y Durrell y Calímaco y Forster... Es, en fin, la ciudad de las antologías y de los comentarios que unos poetas hicieron a la obra de otros. El prólogo completo está disponible para su lectura en la sección de bibliografía sobre el autor. Puedes acceder directamente al texto pulsando aquí.

Desequilibrios

Desde aquí van 51 sonetos, que alguna otra vez, he llamando falsos sonetos verdaderos. La mayoría son irregulares y buscan sonoridades y modos nuevos, pero todos se atienen a la estructura del soneto (dos cuartetos y dos tercetos, en algunas ocasiones con estrambote) y a su desarrollo interno que casi es como un aserto lógico. Hay tres sonetos clásicos, como muestra. Pero mi camino es evidente: Non nova, sed nove... Formas nuevas, ya que la poesía se nutre, febril, de viejas y queridas obsesiones. Desequilibrios soy yo siempre.¿Porqué no decirlo? Entre sublimidades, muertes y precipicios soy yo - únicamente yo - el protagonista de todos estos sonetos, desasosegados, lunares, nocturnos y como su ejecutor, siempre discípulos de Hermes: dios, hermano, mi tahúr predilecto...

Los gatos príncipes

Escribí estos poemas entre la primavera de 1998 y la primavera final de 2001. Coinciden temporalmente, casi del todo, con los que componen un libro, en parte, muy distinto a éste, Las herejías privadas, publicado en diciembre de 2001. Escribo poemas según vienen, según surge la necesidad, la fuerza que debe llegarte, el entusiasmo. Nunca he premeditado un libro de poemas. Pero cuando esos poemas se van acumulando yo suelo encontrar un sentido axial a mis libros. Y me gusta que giren alrededor de una viga central, si es posible. Y por ello cuento ahora la historia de este libro que quiere unir realidad y delirio, sexo y utopía, y que protesta sin cesar contra el mundo (el del Orden, el de la Corrección Política) que cada día me parece más siniestro y peor. No sé si sobreviviremos. O si lo hará el planeta. Esta obra obtuvo el Premio Generación del 27.

La prosa del mundo

La prosa del mundo, expresión con que Hegel aludió a la vida, es un libro de poemas en prosa: o sea, poemas con ritmos nuevos – importa mucho el ritmo – y un punto de narratividad. El poema abre así las alas de su complejidad: canta y cuenta. Luis Antonio de Villena, de amplia y muy reconocida carrera poética, quiere expresar en estos poemas voces varias y sones contrapuestos: historia, realidad, sueño, cotidianidad, delirio, quizá lo que la vida es ahora mismo, desacorde mezcla de ruidos y melodías, predominando lo cruel y lo injusto. Aunque siga existiendo la salvación del arte y la belleza.

Honor de los vencidos

Luis Antonio de Villena ha construido a lo largo de más de treinta años de dedicación a la escritura una sólida obra poética, manteniendo a la vez una copiosa e interesante labor de traductor, desde clásicos de la antigüedad grecorromana a heterodoxos italianos o samuráis japoneses. Su importancia como poeta queda patente en que varios de sus libros de poesía fueron hitos en su momento. Perteneciente a la conocida en España como Generación de 1970, su poesía explora las más diversas propuestas de escritura hasta conciliarlas en una propia, que podríamos definir tentativamente de culturalismo social, esteticismo ético o sentimentalidad barroca. En todo caso lo que mejor define su poesía, además de un cuidado lenguaje que igual bebe de los clásicos que de los ambientes gays y lumpen, es la reivindicación que en ella hace de una serie de figuras (el libertino, el marginal, el disidente…) y de valores (la sensualidad, la solidaridad, la amistad, la alegría y el placer como vías de conocimiento). Esta antología de su obra poética a cargo de Martín Rodríguez-Gaona propone un continuum de una aventura espiritual y física, múltiple e inacabada, sin divisiones ni ordenamientos temáticos o cronológicos, pero que reúne textos de todos sus libros de poesía publicados desde 1972 a 2006.

La prosa del mundo (Segunda edición)

Como el autor avisa en el Postfacio, esta no es sólo una segunda edición del libro, que salió hace poco más de un año. Después de aquello el autor siguió escribiendo no pocos poemas en prosa ( los que ahora se incorporan) con el mismo tono apasionado, plural y caudaloso, que hacen que "La prosa del mundo", ya definitiva, sea un libro donde aparecen la razón y la sinrazón, la discordia y la belleza, el susurro y el grito terrible de este convulso presente nuestro.

Caída de Imperios

"He creído, hace bastante tiempo, que vivimos un mundo malo, el fin de una profunda crisis, un cambio de época, que no llegará sin sus correspondientes turbulencias. Por ello - y por mi amor al paganismo y al mundo clásico - estos textos poemáticos, ensamblan conscientemente la actualidad (que no ha hecho sino reforzar mis presupuestos) y las imágenes finales del Imperio romano, según fuentes antiguas e historiadores modernos". (Se trata de un singular cuadernito con poemas en prosa de LAdeV inéditos y de hace unos años que cobran en este tiempo singular presencia y actualidad)

Proyecto para excavar una villa romana en el páramo

Leo en Ovidio: "Quantum mortalia pectora caecae Noctis habent!" (¡Cuánta ciega noche contienen los pechos mortales!) ¿Será algo similar a lo que leemos en Juan Ramón: "Me desperté dos veces, triste y triste..."? ¿O a lo que he leído también en Marina Tsvietáieva, ya citada en este libro, "¿Hay algo que no supe hacer: vivir"? Es este, obviamente, un libro elegíaco. Sobre el tiempo, su tránsito y sus bellezas. Y como toda elegía - también con la equivalente arqueológica - es asimismo un libro de enorme vitalismo y sensualidad, porque la fugacidad enaltece el placer. ¿Referencias culturales? Me han parecido siempre parte integrante y cimera de la vida: la encumbran, la subrayan, la multiplican... La villa romana que descubre sus esplendores ocultos es siempre nuestra propia vida. Todas las vidas. El simún siempre sopló en ellas. Elegía y sensualidad: la vida, el tiempo.

Sublime Solarium

Nueva edición (en realidad la 5ª) del primer libro de LAdeV, "Sublime Solarium". Pero la segunda vez que sale como edición exenta en la editorial Libros del Aire (Madrid) . La edición lleva un buen estudio prologal hecho por el poeta y crítico peruano Martín Rodríguez-Gaona.

Cuerpos, teorías, deseos (Poemas escogidos)

Antología de mis versos, con breve prólogo propio. Editada por Verbum, Madrid.  

IMÁGENES EN FUGA DE ESPLENDOR Y TRISTEZA

Poemas en verso largo buscando nuevas sonoridades que, a veces en unión de fotos, dan cuenta personal de la fugacidad de todo y el tránsito de la belleza, siempre salvadora en el desastre.

HYMNICA ABSCONDITA

Hymnica Abscondita recoge los poemas que no fueron en el "Hymnica" original (1979). Un prólogo explica los porqués. El corpus de "Hymnica" queda así prácticamente completo.  

ALEJANDRÍAS

Se trata de una reedición hecha en Cuenca (Ecuador) y sólo para el país de la 2ª edición aumentada de la "Alejandrías" -Renacimiento- preparada por Juan Antonio González Iglesias.

LOS MUCHACHOS EN FLOR

Selección de 35 epigramas de Estratón de Sardes, con prólogo y nueva traducción de Luis Antonio de Villena, en la minoritaria editorial madrileña Amistades Paticulares. Los epigramas helenísticos proceden de "La Musa de los Muchachos" libro que el propio Villena tradujo y publicó por primera vez en 1980.

EN AFÁN DESMEDIDO

Antología de mi poesía hecha en la Universidad Veracruzana (México) con una palabras liminares mías y escogida y editada por Jorge Lobillo.

Un nómade exquisito

Antología de mis versos (no llega al último libro editado) escogida y prologada por Fernando Denis. Lo editan en Bogotá, Uniediciones y Casa de Poesía Silva, notable institución de la poesía en Colombia...

Poemas inéditos


Esto es sólo una selección de las obras. Si quieres ver la bibliografía completa de Poesía pulsa aquí.