Imagen de noticias de LAdeV

Ver todas las noticias


TIEMPO DE CAMBIOS

(Este artículo se publicó en los diarios del grupo Promecal)

Todos queremos (debiéramos querer) que acabe finalmente esta crisis económica que tanto daño ha hecho. Que le pregunten al pobre pueblo de Grecia. Si decimos que sólo el centro derecha puede sacarnos de esta crisis, no hacemos una afirmación política –pues podemos sentirnos de izquierdas y nos sentimos- sino una afirmación económica, pues debemos tener muy claro que es el Gran Capital quien gestiona el poder y lo hace a través de una derecha democrática pero derecha. Acaso tienes que lidiar con lo que no te guste, pero no hay otra. No importa repetir: uno puede y debe querer cambios en esta ecuación capital/política, pero hoy es así Da miedo que alguien lo lo entienda y te lance al precipicio griego, del que los pobres currantes tardaran muchos años en salir, pues los políticos casi siempre se salvan…. ¿Qué digo? Pues que lentamente todo el mundo se va dando cuenta que estamos dentro de una crisis de valores mayor que la maldita crisis económica. Estamos en un cambio de época, todos lo sentimos pero aún nos los explicamos mal. De ahí ese miedo asimismo…

Como dijo Ortega y Gasset (en otro contexto) “Nadie sabe lo que pasa y eso es lo que pasa”. Sentimos mudanzas que no entendemos, sobre todo los educados en otra época: La cultura es baja y pocos lo remedian –por tanto el público va siendo más lerdo cada vez-, la educación incluso formal o ciudadana -la mera urbanidad- cada vez deja más que desear. Y en un país como el nuestro que, a menudo, ha pecado de hirsuto, de áspero, estas carencias fuertes en educación y cultura se notan demasiado. En todas las autonomías, sin excepción. La derecha (en política) trata en algunas cosas –sólo en algunas- de ocupar los antiguos predios de la izquierda, por ejemplo en justicia social y la izquierda, hablo en general, sufre un claro desnortamiento. Hoy ser de izquierdas es más un sentimiento íntimo  -es mi sentimiento-que la militancia  en ningún partido concreto. El PSOE (tras sonadas equivocaciones como el pacto con el nacionalismo catalanista) busca una senda propia que no termina de hallar. Izquierda Unida  -al borde de la extinción o la extenuación- es desdeñada por Podemos que no quiere ser adscrito ni a izquierdas ni a derechas, lo que parece presuponer que la gente no se da cuenta de nada. Podemos es izquierda populista y eso es un viejo fenómeno algo antiguo y que casi siempre ha acabado mal. ¿Por qué querer matar a una Izquierda Unida ya agónica? No los entiendo  . EEUU tendrá que dejar el liderazgo mundial en algún momento, pues aunque prefiera silenciarlo, el Imperio ha sido claramente derrotado en las últimas guerras que ha suscitado: Afganistán, Irak, Vietnam antes; se han ido dejando todo peor que lo encontraron. ¿Serán educación y cultura valores futuros? ¿O estaremos al borde de esa Edad Media tecnológica que algunos hemos pronosticado ya? Salgamos de la crisis económica, ya es algo. Pero no perdamos de vista que estamos en un mundo en mutación y que los cambios nos superan. “Nadie sabe lo que pasa y eso es lo que pasa”. Cambios que no entendemos y cuyo rumbo aún ignoramos. Cambios. Desde luego.


¿Te gustó la noticia?

¿Te gusta la página?