Imagen de noticias de LAdeV

Ver todas las noticias


RECUERDO DE TERENCI MOIX

A Terenci (que murió en la ya lejana primavera de 2003) le hubiera horrorizado tanto la política catalana de ahora -medieval y de gusto rastrero- que ya lo dijo en su penúltima novela “Chulas y famosas”, que empieza con los funerales de Jordi Pujol en Montserrat. ¡Qué pena! Terenci vio el origen de tanto mal hodierno (la familia Pujol, menuda tropa) y lo dijo mucho antes. Terenci que era catalanísimo, deseaba ser un catalán español, lengua que eligió para escribir sus novelas y libros sobre cine, a partir de 1982 con “Nuestro virgen de los mártires”. La foto nos muestra en el hotel Palace de Madrid (nadie tocaba de veras el piano, aunque sí cantamos) a Terenci con tres buenos amigos, que si no recuerdo mal presentamos uno de sus libros. Menos yo (a un extremo, con camiseta de estilo cebra) las otras dos son catalanas y, como Moix, eran muy antinacionalistas. La mayor, Rosa Regás, a la que yo llamaba siempre con su “placet” la novia de Benet, pues lo era cuando nos conocimos. Al centro, la gran periodista Maruja Torres, amiga de Terenci desde su adolescencia, vecinos del entonces pobre Raval barcelonés. La familia de Maruja (que sabe catalán) hablaba español y la familia de Terenci -un recuerdo a su entrañable hermana Ana María, que estaría hoy igual de horrorizada- hablaban en catalán, y sabían español. La foto (de hacia 1998) es la imagen de un abolido tiempo feliz, y un homenaje a grandes catalanes anticatalanistas y sobre todo antinacionalistas.  Creo que debemos decir que estos políticos rastreros de hoy -pocas excepciones que salvar- nos han fastidiado la vida. Y dicen que venían a mejorarla. ¡Proserpina los castigue! Mi muy querido Terenci no me olvido de ti ni del Nilo…  (Igual hoy esa gentuza nos llama “fascistas”. La voz ya nada concreto dice. Es un mero y feo insulto de la supuesta izquierda a la supuesta derecha, y vale igual exactamente al revés)


¿Te gustó la noticia?

¿Te gusta la página?