Imagen de noticias de LAdeV

Ver todas las noticias


POETA EN NUEVA YORK (LORCA)

Hace ahora 80 años que “Poeta en Nueva York” fue publicado en México por José Bergamín. Era 1940, casi cuatro años después del asesinato de Lorca. La efeméride es digna de ser notada, porque “Poeta en Nueva York” (acaso con “Romancero gitano”) es uno de los grandes libros conclusos de la singular poesía de Federico García Lorca. El libro se escribió en Nueva York -y algo en Cuba- entre 1929 y 1930. Es el gran libro surrealista y personalísimo de Lorca, donde la raza perseguida y sensual, pansexual, pasa de los gitanos a los negros. Ese viaje a Nueva York de Lorca, se dijo que para aprender inglés o para dar conferencias, fue en realidad una huida terapeútica. Lorca ponía distancia con el desamor de su ruptura con Emilio Aladrén, uno de los grandes amores frustrados de su vida, siempre con falla amorosa. No se sabe bien porqué Federico no quiso publicar en vida “Poeta en Nueva York”. En su familia rica, pero puritana y campesina, nunca faltó la homofobia (en especial su hermano Paco y su hermana Isabel) y es posible que esa sea una razón, aunque no la única. Lorca publicó en revistas varias bastantes poemas de ese libro y la hermosa y conflictiva -respecto a su confesada homosexualidad-  “Oda a Walt Whitman” salió en 1934, en una plaquette mexicana, que un año después se reiteró en Madrid. El libro es fundamental en Lorca, pero fue póstumo, con aquel verso tremendo: “La vida no es buena, ni noble ni sagrada”.  Se criticó si Bergamín respetó o no un orden lorquiano en los poemas. O incluso si el título “Poeta en Nueva York” (que ya es más que clásico) se lo dijo el propio Lorca o lo puso Bergamín.  Todo eso ya da igual, fuera de la muy estricta erudición.  Lo cierto es que celebramos -con razón- la aparición en México de uno de los grandes libros de Lorca y de la poesía española del siglo XX. La celebración tiene motivo y causa. Una obra excepcional.


¿Te gustó la noticia?

¿Te gusta la página?