Imagen de noticias de LAdeV

Ver todas las noticias


PASOLINI (Poema inédito)

Yo puedo acordarme de ti, cuando aún vivías… Atrevido, desesperado,

esteta. Nadie advirtió como tú, con clarividencia tanta, la peste que

venía detrás, cómo el capitalismo vendía al humanismo y se desvanecía

el mundo que fue nuestro, entre la muerte del pueblo y el triunfo de la

avaricia y los innúmeros ladrones a los que ya maldijera Pound, el fascista

lúcido. Homosexual, perverso, enemigo de la infame Democracia

Cristiana  -tan vil- buscador de los muchachos de las barriadas pobres,

con la áspera y bendita belleza de la vida, hermosos y soeces,

cómo no habrían de buscar tu fin quienes lo están deshaciendo todo?

Atacabas a la Iglesia esclerótica, la rapiña de los ricos, la obtusez cretina

de la partitocracia gélida, y una noche de otoño (yo tenía 24 años)

en la puerta de una estación ferroviaria, caliente de sémenes jóvenes,

Pino te aguardó como un señuelo de vida y transgresión, pagado él,

engañado, icono de la híspida verdad de hermosos muslos que guardaba

la muerte (tu añorada muerte) la suya en realidad, crimen tan obsceno,

tan sangriento, que hasta los telediarios te perdonaron… (¿Hoy lo

habrían  hecho?. Acaso no. Todo fue hacia atrás, muy atrás, con vértigo…)

Habías pintado la hermosura del Islam tolerante y su mórbido bozo,

la plenitud de la limpia pobreza cuando tú eras Giotto, el asombro

de la tonta familia burguesa ante el ángel que adviene y se entrega…

Eras dueño de la luz verbal y de la aguda claridad del intelecto,

tuviste la lucidez de no callar, de incordiar, de exaltar esa joven

belleza que da sentido a un mundo que nunca lo tiene … Debían

pasarte palos y ruedas por encima, partirte el alma, no se

contentarían con menos. Y tú sabías sus nombres respetables

y llenos de mierda. El final –intuías- no era la belleza sino el crimen.

Nada quedará de nada. Hace  treinta y nueve años y todo ha

mermado y el asco llama al asco y la vileza medra… ¡Con usura

no hubieran existido las catedrales…! Lo habías leído antes…

No es bueno tener tanta razón en un mundo de ratas  pestíferas,

no es buena la lucidez, Pier Paolo, en este universo de sandios

canallas. No es bueno: Los sandios hacen los banquetes a los sabios

y estos (perdidos en los excelsos astros ) ni se dan cuenta…

Escritos corsarios deben todos serlo: Bajo sus ojos contra la basura.

Penna lo dijo: Feliz el diferente que de veras lo es/ mas ay del

diferente que es sólo fingimiento. Tenías tanta razón

que sólo podemos enseñarte el desierto de sangre y añadir: Aquí

lo tienes. Nada hay, nada queda. Robo, brutalidad, llagas, ceniza…

(El cuerpo bruno de Said en el hamman nos contradice como niebla:

Brillan los azules mosaicos, se empalma, ríe, y está desnudo el chico…)

 

 

 


¿Te gustó la noticia?

¿Te gusta la página?