Imagen de noticias de LAdeV

Ver todas las noticias


OSCAR WILDE: 118 años

Tal día como hoy, 30 de noviembre, pero de 1900, moría Óscar Wilde en París, enfermo y pobre, con deudas. Muere en un (entonces) muy pobre hotelito de la Orilla Izquierda, llamado (entonces) Hôtel d’Alsace. El dueño, que se compadeció de Wilde, le perdonaba deudas y lo atendió hasta el último momento. Claro, Wilde usaba su nombre de exilado, Sebatian Melmoth. Un chapero muy amigo suyo, Maurice Gilbert, hizo la única foto existente de Wilde en su lecho de muerte. Fueron muy pocos amigos y se lo enterró (al día siguiente) en un cementerio pobre. Sólo en 1909 fue llevado a la tumba con monumento que hoy ocupa -y es lugar de peregrinación- en el mítico Père Lachaise. Con los años la fama de Wilde se ha hecho gigantesca, y el Hotel d’Alsace ha muerto, para dejar paso -aunque sea un espacio pequeño- a un hotelito de lujo (normalmente hay que reservar antes de ir) llamado simplemente “L’Hotel”. En la fachada una placa conmemora a Wilde y otra –más nueva- a Jorge Luis Borges, que siempre quiso alojarse en ese Hotel. Borges era literariamente muy wildeano, pero de su vida (de la vida de Wilde) nunca quiso saber. La vida de Wilde (murió con 46 años, casi recién cumplidos) fue muy brillante, pero los cinco años finales mucho más que duros. Wilde bien merece este recuerdo. Y siempre su lectura.


¿Te gustó la noticia?

¿Te gusta la página?