Imagen de noticias de LAdeV

Ver todas las noticias


NOCHE (poema)

En el llamado «día de la poesía», que debiera ser todos, os acompaño con uno de los más sencillos y antiguos poemas de mi libro -en el que no hay poca noche- «Grandes galeones bajo la luz lunar». Escrito el poema en 2016. Noche.

&    &   &

Gracias por venir a visitarme. Sí, ya lo ves, me disponía a tomarme un trago solo. Me encanta que me acompañes. Y claro que te reconozco, querido, te reconocería hasta en el mismo fin de los tiempos que serán, así, más suaves, más dulces… Nunca pude olvidar tus ojos negros enormes, tu piel con el ardor del lirio, la “suavitas”, las piernas, el calor de tu sonrisa, el dulzor del abrazo, ¿lo llamamos “amistad amorosa”? Quizá pudo ser más. Tienes razón. Pero éramos muy jóvenes y parecíamos de mundos opuestos, aunque hoy sepamos que la nave era la misma… ¿Más whisky? Por supuesto. Tu recuerdo me consuela muchas veces y ¿por qué no decírtelo, si lo sabías? También el de algunos chicos de aquellas noches lejanas, cuando nosotros éramos la vida. Pero tú fuiste mejor, el más mío, el más dulcemente oscuro, el más sabiamente sensual y bueno… No voy a hablarte de mi vida hoy, casi vacía, y acepto que no me narres tus matrimonios. Habrá otros días (o noches) seguro. Hoy, en esta soledad que tú iluminas, prefiero brindar por ti y por mí –me encanta el bañador que llevas- brindar por lo que fuimos y jamás volveremos a ser. Brindar por ellos, por el placer y la juventud perdidos, brindar porque creímos posible la felicidad y a ratos fuimos dichosos. Brindar por el tiempo que nos tuvo, por tantos lechos sucios de gozo, por tanto futuro que nunca llegó. Gracias, querido. Sé feliz. No me olvides. Agradezco la compañía…

 

 


¿Te gustó la noticia?

¿Te gusta la página?