Imagen de noticias de LAdeV

Ver todas las noticias


LOS AMANTES DE MÓDENA: HOMBRES

En 2009, los arqueólogos descubrieron una tumba en la ciudad italiana de Módena, que contenía dos esqueletos enterrados juntos y tomados de la mano… La tumba data, en términos redondos, de algún momento entre el siglo V y VI de nuestra era. Tiempos no muy buenos. De algún remoto modo, cercanos a los actuales. Lo que fue la inmensa y poderosa estructura del Imperio Romano (de Occidente) había colapsado y los bárbaros, encabezados por los ostrogodos y su rey Odoacro , que mandaría decapitar al culto Boecio, «el último romano», que en la cárcel escribió en latín su tratado «De la consolación por la Filosofía», reinaban en un panorama de básica desolación. Al hallar la tumba de esa pareja tomada de la mano, nadie dudó en el nombre, eran «los amantes de Módena» naturalmente un hombre y una mujer de unos treinta años: La edad aproximada de los amantes fue lo primero en saberse. No se recordó que entre las figuras humanas (anteriores) cuyo vacío dejó la lava cuando la erupción del Vesubio en Pompeya -en el siglo I de nuestra era- había figuras de amantes y hasta algunos copulando o haciendo sexo oral. Pompeya era una ciudad de placeres, y los amantes no sólo se dan la mano. Pero el rótulo estaba signado: «Los amantes de Módena». Ahora -diez años después del descubrimiento y al analizar minuciosamente las piezas dentales- los sabios de lo pasado llegan a una conclusión irrefutable: los amantes enterrados en Módena, en tiempos turbulentos, eran dos hombres. ¿Dos hombres tomados de la mano los amantes de Módena? Sí, no cabe duda.  No se  puede no aceptar lo que es ciencia. Pero la homofobia que a menudo está solapada, incluso en gente bien pensante, comienza a actuar: Sí, dos hombres enterrados juntos y dándose la mano, ¿no podrían ser dos camaradas de guerra, que desean seguir cerca  post mortem? ¿O serían mejor dos amigos muy íntimos que querían, aunque nada sexual hubiera entre ellos, permanecer cerca? Eran prácticas existentes, pero percibimos, con tristeza, que se echa mano de cualquier cosa, con tal de eludir la voz «amantes». Una tierna relación sentimental, pero casta porque son amantes hombres. De más está decir que no hubiese habido tantos melindres y minucias, si se hubiese tratado de una mujer y un hombre, como Dios manda.¿Sexo? ¿Por qué no? Pero amantes varones todo lo muda en temblor. Dejando abierta cualquier posibilidad, siempre de obvio contenido sentimental, ¿por qué no aceptar, sin quisicosas, que pudieron ser dos hombres que se amaran, quisieran y fornicaran, en aquellos ásperos tiempos? ¿Es tan difícil decir que dos hombres se aman tiernamente? Los amantes de Módena, son dos chicos varones. La dificultad de muchos en aceptar eso con total normalidad, ¿no valida que el Día del Orgullo Gay -pese a sus chafarrinones- se siga celebrando? Claro. En Módena, dos jóvenes romanos, en tiempos de decadencia, se amaron. ¿Tan arduo es aceptarlo? Masculinos amantes de Módena: ahí seguís, de la mano.


¿Te gustó la noticia?

¿Te gusta la página?