Imagen de noticias de LAdeV

Ver todas las noticias


LECTURAS DE VERANO: “LA CIUDAD Y LOS PERROS” de MARIO VARGAS LLOSA

(Este artículo se ha publicado en “El Norte de Castilla”)

Desde inicio de los pasados años 90 he tratado con alguna frecuencia a Mario Vargas Llosa, un hombre siempre enormemente cordial. Cabe recordar que en 1993 –tras el fracaso de su experiencia política en Perú- le concedieron además la nacionalidad española. Pero su vinculación a España es muy antigua pues llegó a Madrid a fines de los años 50 a terminar sus estudios universitarios de filología… Además su primer libro (unofrase-aprender-a-leer-es-lo-mas-importante-que-me-ha-pasado-en-la-vida-mario-vargas-llosa-133277de relatos, titulado “Los jefes”) se editó en España en 1959, como premio Leopoldo Alas. Cuando Mario concluyó poco después su primera novela  -la que sería “La ciudad y los perros”- también la envío aquí para que se editara, pero parecía un hueso difícil de roer por la censura del Régimen. Necesitó que la leyera Carlos Barral y que este (experto en el tema) viera cómo sortear esa censura. En principio presentándola al Premio Biblioteca Breve de 1962 (que ganó) porque la buscada internacionalidad del galardón, facilitaba o ablandaba las tareas censoras.  En efecto una novela –muy novedosa-  que empezó llamándose “La morada de los héroes”, concluyó siendo “La ciudad y los perros”, del peruano Mario Vargas Llosa (nacido en Gabo-y-Mario-Vargas-1024x6891936)  que editó, al fin, Seix-Barral en 1963. Con ella empieza de verdad –con sede editora en España-el llamado “boom” de la narrativa hispanoamericana.Mario Vargas Llosa … genial presence.

La novela –aunque es mucha más rica y compleja- narra la vida de un grupo de cadetes (vulgarmente se los denominaba “perros”) en el colegio militar limeño, Leoncio Prado, donde  Mario fue alumno entre 1950 y 1951. El hecho de copiar en unos exámenes de química denunciado por un cadete llamado El Esclavo, despierta la ira del aludido bravucón, llamado El Jaguar.  Otro cadete, El Poeta (escribe por encargo novelitas de amor) tratará de denunciar al Jaguar, como principal sospechoso de la muerte de El Esclavo. En medio de una estructura narrativa realista en dos partes y un epílogo pero con numerosos “flashback” y monólogos interiores que a veces alcanzan lo lírico, entramos en una novela densa y plural, que entrando en la vida de los cadetes en el mario-vargas-llosa-foto-biografiacolegio y en Lima  (visitan un famoso burdel)  se pone en la picota los falsos valores de hombría, valor, sexualidad y agresividad con que se educa a los chicos entre el sometimiento y la humillación…  Diversos narradores y perspectivas. Mi único breve enfado con Carmen Martín Gaite –que era amiga- fue decirle que en la Universidad disfruté más con una novela nueva y atrevida como “La ciudad y los perros”, que con su muy pulcra y bien hecha “Entre visillos”, que quedaba algo atrás…  Premio de la Crítica en 1963 “La ciudad y los perros” sigue siendo una de las buenas novelas de Vargas Llosa que tiene obras magníficas (“La fiesta del chivo”, por perrosejemplo)  y que recibió con todo mérito el premio Nobel de Literatura en 2010.  Con “La ciudad y los perros” no sólo se abre oficialmente el “boom” sino la enorme calidad, el valor mundial, de la nueva narrativa en español. (Un dato curioso: En la novela sale un profesor de francés muy educado, del que los chicos se burlan por marica, un tal Fontana. Es en verdad el gran poeta surrealista César Moro, que de vuelta a su país ejerció la docencia en ese colegio cruel).    tumblr_m4caqi1eMj1ro7z5co1_500

 

 

 


¿Te gustó la noticia?

¿Te gusta la página?