Imagen de noticias de LAdeV

Ver todas las noticias


Las “cenas de empresa”

Por estas fechas (antes de la Navidad) existe la costumbre de que los que trabajan o colaboran juntos se reúnan a comer o a cenar -a cenar mejor- para intercambiarse amistad, compañerismo y buenos deseos… Todo lo que (salvo excepciones) les falta durante el año, en que se ponen zancadillas y chismorrean unos de otros. Sé que hay buenas personas y les pido perdón por meterme en un terreno en el que casi nunca he creído y cuya falsedad general vi muy pronto. Perdón, pues. Pero -de veras- el espectáculo de las “cenas de empresa” que veo mucho estos días, me suele parecer deplorable. Grupos ruidosos cuando no directamente gritones (esa horrible costumbre española) que rompen el sosiego grato de los restaurantes, bromas de mal gusto, borracheras tontas, pandas que llenan lo noche sin saber pasar una velada juntos. Lamentable, feo y aún peor que lamentable y feo, a menudo hasta casposo.Personas que tratadas individualmente son educadas y agradables, se convierten en chillones payasetes de un mal circo a mayor honor de sus “compañeros” a los que adoran, pero de los que (el resto del año) hablarán a menudo mal, y no dudarán en hacerles una jugarreta, si con ello sacan provecho propio. ¿La pobre “condición humana”? ¿Nuestra terrible propensión a la hipocresía y a querer destacar, aún haciendo el tonto? Tal vez yo tenga mucho de misántropo. en parte por carácter y en parte por dura enseñanza de la vida. Pero como alguien dijo: cuanto más conozco a los humanos más quiero a mis gatos. O como Lord Byron escribió en el epitafio a uno de sus perros: Tenía todo lo bueno de los hombres/ y ninguno de sus defectos… ¡No exageremos! Hay gente tan hermosa y la escasa bondad real es tan maravillosa, tan fulgurante… Con ello vale. Gracias a Zeus por la bondad y la hermosura. De veras. Pero ¡las “cenas de empresa “, amigos, son tan, tan vulgares (y tan mentirosas)! Perdón a todos y salud y felicidad… Que ese pájaro raro (la dicha) se pose un ratito y más de un día en nuestras manos, tan desasistidas a menudo de cosas nobles…


¿Te gustó la noticia?

¿Te gusta la página?