Imagen de noticias de LAdeV

Ver todas las noticias


LAS CAÍDAS DE ALEJANDRÍA (MEMORIAS III)

Como creo haber dicho ya, a principios de noviembre saldrá el tercer tomo de mis memorias, con el título Las caídas de Alejandría. Muchos amigos saben que Alejandría es para mí (quizás no ahora, más en el pasado) una ciudad símbolo. La Alejandría de Cavafis, pero también la del poeta y bibliotecario Calímaco. Alejandría cayó varias veces, quizás hoy su caída sea epocal, fruto de este tiempo malo, pero la ciudad fundada por Alejandro Magno (y que más de cuatrocientos años guardó su sepulcro), la Alejandría de los Ptolomeos, fue asediada por los romanos. Es el momento del suicidio de Marco Antonio y de Cleopatra. Los cristianos destruyeron toda la Alejandría de los templos y santuarios paganos que era enorme y, finalmente, los árabes asolaron de nuevo Alejandría. La enorme columna que hoy se llama -disculpable error- “Columna de Pompeyo”, no tiene nada que ver con el general romano enemigo de César, sino que es un resto, casi el único, del enorme “Serapeum”, el templo de Serapis y todas sus dependencias sacerdotales y educativas. Al identificarme con la Alejandría o la Roma también saqueada, aludo, entre otras cosas, a los tiempos que vivimos, donde la barbarie más horrible vuelve a reinar, envuelta en ignorancia. Naturalmente un libro de memorias como Las caídas de Alejandría, que grosso modo, llega hasta fines de 2018, habla y trata de muchas otras cosas y recuerdos, pero nunca dejo de sentir que desde el año 2000 o 2001, este siglo XXI, tan escasamente ilusionante por el momento, está sacudido por la barbarie y la idiotez. El futuro lector lo irá viendo. El ciclo se inició en 2015 con La caída de los palacios de invierno,  siguió en 2017 con Dorados días de sol y noche y se cierra con este Las caídas de Alejandría, cuya portada acabo de recibir y que, como he dicho, no saldrá sino a principios del próximo noviembre. Todos editados por Pre-Textos. Salutem plurimam.


¿Te gustó la noticia?

¿Te gusta la página?