Imagen de noticias de LAdeV

Ver todas las noticias


LA BELLEZA

Ha hecho el 3 de octubre exactamente CCC años que un remoto pariente mío (octavo marqués de Villena) fundó la Real Academia Española de la Lengua. Hoy se presenta el nuevo DRAE. La Academia es una institución pertinente que permite salvaguardar la comunicabilidad y vigencia del español, una lengua tan vasta, con casi 400 millones de hablantes y una gigantesca cultura literaria. Cierto que, a menudo, la Academia (como tantas instituciones oficiales nuestras) ha pecado de retrógrada. Y eso se ve lamentablemente en el Diccionario, pues bastantes definiciones de términos  adolecen de un reaccionarismo tremendo. La Academia debe corregir y cuidar que ello no se repita, y atacar por fin -hace falta- un nuevo “Diccionario de Autoridades” y un global “Diccionario Histórico de la Lengua Española”, donde quepa cuanto es y cuanto ha sido. No es fácil tarea. Es ante todo labor de buenos filólogos y no de “figurones”. Ya saben…

&     &    &

En un mundo como el actual, abaratado, plebeyizado y ramplón, todo ello hasta niveles vergonzantes, algunos (los estetas, dicen) necesitamos el consuelo de la Belleza, que sin saberlo, a veces, aguijonea la sensibilidad y el espíritu y nos hace volar hacia arriba, como si cierta salvación fuera posible. Quiero hoy nombrar la BELLEZA: lenitivo, bálsamo, perfección, pensamiento, cima, vuelo, éxtasis… (“Pequeña puerta de coral preciado,/ claras lumbreras de mirar seguro,/ que a la esmeralda fina el verde puro/ habéis  para viriles usurpado…”)


¿Te gustó la noticia?

¿Te gusta la página?