Imagen de noticias de LAdeV

Ver todas las noticias


GUSTAVO ADOLFO BÉCQUER (Inédito)

“Volverán las oscuras golondrinas…” “¡Qué solos se quedan los muertos!”

De niño, en la biblioteca de mamá, vi y hojeé más de tres ediciones de

Bécquer. Ediciones primorosas, muy cuidadas, una -recuerdo- regalo

dedicado de un novio fugaz… Parece que en la oscura postguerra española

Gustavo Adolfo fue asumido como autor de moda, como superlírico poeta

para señoritas ilustradas de la buena sociedad. Pero me gustó Bécquer.

“La dulce Ofelia, la razón perdida…” Más tarde (mucho) en los años

laboriosos y tranquilos de la Universidad, Bécquer -y su hermano el pintor-

pasó no sólo a un billete de Banco, sino a ser académicamente el gran

romántico en lengua española. Ágil prosista, pero hacedor de esas Rimas

que uno terminaba por aprender de memoria. Sí, acaso un romántico

tardío, pero pleno de delicada sonoridad y belleza… “Olas gigantes que os

rompéis bramando…”  Y su delicado retrato juvenil, lejos del Bécquer que

murió joven, pero no tanto como en la imagen… Ya poeta yo, o aspirante,

afanoso lector, indagador enamorado de las palabras, descubrí lo que

de Gustavo Adolfo pudieron decir Salinas o Cernuda: Con Bécquer no

terminaba alto el romanticismo, ni menos era una delicada flor de

enamorados. No, con Bécquer empezaba realmente la moderna poesía

española. Y era hermoso leerlo en cofrades líricos y en notorios tratadistas

y hombres de erudición. Hoy (bien mayor) sigo amando a Bécquer, que ni

es el romántico tardío ni el padre de las misivas aromadas de violeta,

sino que inventa y pule y llena de múltiple sensibilidad el idioma común.

Querido Gustavo Adolfo: en un poeta notable hay muchos poetas y

no es jamás necesario que uno anule al otro, todos conviven, riñen

(qué gusto Juan Ramón) y elevan el noble altar de la sensibilidad plural

como sólo los grandes saben levantar zigurats de sones, palabras, lirios,

pájaros, dramas, damas, dolor, fervor y muchas, muchas contradicciones.

 


¿Te gustó la noticia?

¿Te gusta la página?