Imagen de noticias de LAdeV

Ver todas las noticias


EN LA MUERTE DE FRANCISCO NIEVA

Creo que hacía unos dos años que no veía a Paco Nieva, tan asiduo una época. Sabía que andaba mohíno de salud y que aunque no había dejado de fumar sus porritos casi no salía de su casa extravagante de Concepción Jerónima, en el Madrid antiguo, casa que yo conocía muy bien porque había sido la de mi puericultor al que visitábamos porque era, además, muy amigo de mamá… Conocí a Nieva (lo he contado alguna vez) cuando este1memoriasera muy poco conocido -un decorador teatral- y yo era muy joven y como poeta en agraz se me pidió asistir a la presentación de una Antología que de la poesía de Carlos Edmundo de Ory hizo Félix Grande. Era una modesta reivindicación del postismo y asistían  además de Ory y Grande, figuras literarias ligadas al postismo y para mi que tenía muy reciente 19 años, del todo desconocidas.  Todos ellos han muerto ya. Debía ser enero de 1971. Luego del acto literario en Puente Cultural, hubo una cena y me tocó al lado de un señor de aire estrafalario y ya algo canoso que resultó ser Paco Nieva.3931f2Adiviné que era gay (porque moderadamente me tiró los tejos) y por una manera de vestir que mezclaba lo cosmopolita dandi y lo manchego, pues era natural de Valdepeñas. Llevaba una chaqueta de pata de gallo gigantesca  -uno dudaba de ese gusto- y una camisa con puntillas y chorreras de aire dieciochesco. No me gustó en exceso, pero sí su singularidad. Como había vivido en París (me dijo) hablamos de literatura francesa y salió Gide, le aseguré b_francisco_nieva_efe20060302_1984035g-jpg_1306973099que a mí me interesaba mucho pero que, entre los jóvenes, no creía que estuviera muy en boga. Nieva me dijo fumando y suspirando: ¡Qué lástima, la juventud ha olvidado el mensaje de Gide! Me fui pensando que había trabado relación con un desconocido pintoresco. Pero pronto supe que -aunque entonces se veían menos- había formado parte del círculo de amigos cercanos de Vicente Aleixandre y que en efecto había vivido en París y en Venecia coincidiendo con un pintor postista y de “Cántico”, Ginés Liébana, que sería después también muy amigo mío… imgfrancisco-nieva1

Tardé en volver a saber de Nieva y eso fue ya en 1976 cuando su “descubrimiento” y primer triunfo en el teatro. Era muy amigo de Paco Brines, a quien por entonces yo veía todas las noches, así es que acompañé a Brines al estreno de “El combate de Opalos y Tasia” y “La carroza de plomo candente” dos obras bellas y provocadoras, la primera (breve) con un par de bellos chicos desnudos. Luego (ya amigo del propio Nieva) fui a muchos de sus estrenos, cautivado por un teatro fuertemente literario, como “La señora ladev-y-paco-nieva-2002Tártara”. Coincidí mucho con Paco en casa de Liébana o con Brines y Bousoño. En un tiempo fue un habitual, y siempre hablábamos de dandismo y epentismo veneciano, que hubiese dicho Lorca. Quizá Nieva era demasiado brillante literariamente para el empobrecido teatro actual. Sería largo enumerar una amistad de muchos años que incluyó actos literarios comunes y mi presentación en Madrid de su libro de memorias “Las cosas como fueron”. (2002, el año de la foto que se muestra). Al final parecía más dedicado a la novela que al teatro, desde “·El viaje a Pantaélica”, aunque en verdad eran mundos muy cercanos en su rica escritura. Vivía con un joven amigo pintor, Jose.

Copyright Reading Museum Service / Supplied by The Public Catalogue Foundation

Fue una época muy amigo de Carmen Martín Gaite. Le gustaba mucho ser provocador sin herir. Fue Carlos Bousoño (quien en una época quiso llevar gente “distinta” a la RAE) quien propuso y defendió su nombre. Asistí a su entrada que se produjo años después de ser elegido… Se decía que era tacaño y él solía decir con aire cautivador; “Nosotros los tacaños…” Querido Paco Nieva, hasta siempre. Eras eso que hoy tanto se echa de menos , un artista con voz propia. Te quitaste años tan a menudo, que solo en tu muerte he sabido que eras del 24 -como mi mamá- y que tenías 91 largos al morir. Sí, querido Paco, querido Nieva…  (Dibujaba muy bien).


¿Te gustó la noticia?

¿Te gusta la página?