Imagen de noticias de LAdeV

Ver todas las noticias


El basurero. (Poema inédito)

Cuando una sale a trabajar la noche (hablo en ámbito periodístico,

por supuesto) a mi me atraen los extremos. Entiendo que la noche

son  extremos. Mujeres espléndidas haciendo la ruta en bragas de

leopardo, yonquis hechos puré, chavalitos que buscan al patrón

de su vida, o el fulgor de una limusina, de repente, entre los neones,

donde hay coca y champán con famoso y furcia… Quien trabaja la noche

no juzga. Nada le parece bien ni mal. Son soldados en una batalla vieja…

Y tú sacas el testigo. Si eres mujer te lo ponen peor, pero también

miras de otro modo. Tal vez. Yo vi una noche, en los camiones que

recogen la basura (suelen ser gente joven) a un chico que me pareció

bellísimo bajo el casco protector y en medio del olor a pudridero…

Lo busqué otra noche y no sé si era el mismo, pero entiéndanme, era.

Una tez oscura, barba descuidada y ojos muy negros, no podía dejar

de estar envuelto en el ácido aire de la berza insana y la diaria tiña…

Me gustaría hacerte fotos, le dije. Sonrió brillante: Soy sirio. Y tú eres

una mujer. Claro, pero aquí no hay problema, sino es el nuestro propio…

Aceptó y le vi una tarde. Aunque vestía muy humildemente era

excepcional, así es que no me importó (nada) el previsible precio…

Vendí muy bien las fotos. (Lo había lavado y vestido a conciencia)

¿Quién dice que no existe el hombre objeto, incluso en musulmán?

A los hombres jóvenes les gusta presumir como gatitas con escopeta.

Era tan soberbio que me costó no colarme por el tío. Le ví de nuevo

recogiendo cubos hediondos. La noche es así. Debe seguir. Y la mía

tampoco ha terminado. Igual me espera un guapazo en la limusina…

Travestis, putas, yonquis, mafiosos, presumidos imbéciles (ella y él)

la noche desenvuelve su alfombra de sorpresa: La vieja mendiga,

el gran señor que perdió en la timba, la mujer golpeada por el bestia

que duerme con ella, el chico con ojeras que busca durar un poco más…

La noche es bella. Pero si otra vez me encuentro con Alí el basurero

os juro que repito. Repito y sigo adelante. No, claro es,  no la fotografía.

 

 

 

 


¿Te gustó la noticia?

¿Te gusta la página?