Imagen de obra de LAdeV

Volver


En la noche perdida

de Celebración del libertino

(Else Lasker-Schüler) Esta es la dama rara. Ojos de tizne negro y pelo negro tinto... ¿Cuántos años tiene la dama rara? Vieja es y eternamente joven... Los abalorios, el turbante, los anillos, su extrañeza... ¿Porqué desprende estupor la dama rara? Óyela hablar. Cuanto tú has sido la esquina de la vida... Sus palabras dislocadas, sus manos perturbantes, sus amores sin final... Un judío es uno que ha sufrido. Una amante loca fue una niña herida. Un maya el habitante de un pozo. Esta es la dama rara. Te mira provocativa, inteligente, seductora, absurda. Su brillo oculta el llanto del Talmud. Su fulgor, carreras por la callejita del odio. Porque me despreciaron, nunca he querido ser más. Esta es la dama rara. Expresionista, ultramoderna, más allá del mundo. Vieja es y enormemente joven. Paladina de todo lo perdido. Mariscala de las bambalinas. Luz crepuscular, cristales hindúes, pulseras de Cachemira... Un ser brillante y absurdo. Perdida en la cabellera de la Destrucción me alojo en la alcoba de la Vida... Ya no le importa qué dirás. Esta es la dama rara. Tadeus Aludra (que la conoció) la soñaba caminar por el futuro...