Imagen de artículos de LAdeV

Ver todos los artículos


Decadencias

PASOLINI, HACE 40 AÑOS…

Hace cuarenta años que Pier Paolo Pasolini (1922-1975) un gran poeta, intelectual y cineasta, fue asesinado en la playa de Ostia, cerca de Roma, por un chapero llamado Pino Pelosi que frecuentaba, buscando clientes, los aledaños de la Estación Termini de Roma, lugar harto conocido para tal menester. El 2 de noviembre de 1975 yo tenía amigos aquí (varios poetas notables) que hacían algo similar a esa noche de Pasolini, buscar endescarga (2)la marginación lo prohibido, cuando la homosexualidad era un hecho en sí más grave que la edad del chico –Pino tenía diecisiete años y mucha experiencia- porque la propia Iglesia hablaba de edad núbil (edad en que se puede procrear, chicos o chicas) para el consentimiento sexual. Antonio Machado (nada y todo que ver) se casó con su amada Leonor cuando esta tenía quince años…4218a1

A muchos les siguen llamando la atención esos subterráneos de la prostitución masculina, pero sabemos que Pelosi no actuó solo. Lo dijeron los jueces: una sola persona no pudo hacer tal degollina, con un coche que revolcó el cuerpo. Pelosi fue un cebo puesto por sacripantes de la Democracia Cristiana, a los que Pasolini acusaba con razón (aunque veinte años antes de su caída) en los brillantes artículos de un libro, “Escritos corsarios”, que sigue impresionando ahora.  Pasolini (extremado y valiente) había rodado una película terrible que denunciaba el poder absoluto, que puede ser images (12)fascismo, comunismo o dinero, “Saló o los 120 días de Sodoma”, un filme impresionante todavía. Pier Paolo sentía –en su aguda modernidad- la muerte del pueblo y sus valores sencillos y plurales y su sustitución por la burguesía baja, pobre y necesitada, pero llena de convencionalismos rancios, muerta el alma. Pasolini fue un poeta que reflexionaba sobre la vida y la política, y a quien le gustaban los jóvenes      –que adoraba- como seres aún limpios, pese a todo, según la pasolini (1)palestra de la Grecia doria.  Pasolini intuyó el mundo masificado y lerdo que vivimos hoy, y ahora (de estar vivo) sería una sibila con los ojos en llamas. “La religión de mi tiempo”, “Teorema”,  “Chicos de la calle” (Ragazzi de vita) son poemarios y novelas clásicas de un siglo extinto y mal heredado. Pasolini, profeta de la dulzura y de la ira, estaría desbordado por el horror. Quiso un artePASOLINIal servicio de la vida, pero arte no panfleto, si el propio panfleto encendido no lograba ser arte. Calidad, belleza, cultura evidente, para hacer más claro y luminoso el compromiso.  Y verdad, verdad de nuevo mundo. Sandro Penna, gran poeta italiano marginal, raro y moderno, al que Pasolini pasolini--644x362defendió a menudo, tiene un poema breve (como tantos suyos) que dice así: “Feliz quien es diferente porque en verdad es diferente./ Pero ay de quien es vulgar y común, ay, y se hace el distinto.” Penna y Pasolini eran de veras diferentes, pero mientras Penna optó por la asumida marginalidad plena, Pasolini buscó subir a la tribuna y pelear con las armas de las legiones mismas. Sabía que podía perder (y perdió) pero ahí está su alto testimonio en arte y su vida, entre el sexo, la poesía y la política, en pasión y pureza gozosa, trágicamente confundidas. Echo de menos a Pasolini.tumblr_mfu3vtdRqZ1r179h1o1_1280tumblr_nwarrw6Gz51u4lpboo1_500


¿Te gustó el artículo?

¿Te gusta la página?