Imagen de artículos de LAdeV

Ver todos los artículos


ACHILLE ESSEBAC Y EL DECADENTISMO GAY DE «DEDÉ»

Achille Essebac (leí su nombre por primera vez en «El exilado de Capri» de Peyrefitte) fue un raro escritor francés que tuvo  éxito en los sectores más decadentes de principios del siglo XX con algunas novelas, como la ahora traducida al español, «Dedé» (1901) que hablan de la belleza y los amores adolescentes, uranistas, que comienzan en los internados… Nacido en París en 1868, Essebac -amigo del raro Fersen- publicó una novela «Les Griffes» (Las garras), esta de tema no homoerótico y dedicada a Galdós en español -una relación extraña de la que poco se sabe- en 1904 y en 1910 la que sería su última obra «Les perles meurent» (Las perlas mueren) editada en una revista. Sabemos que Essebac -en realidad se apellidaba Bécasse, que significa bécada- murió en 1936, Pero su vida tras esa etapa literaria es prácticamente una ausencia. Enamorado de Italia y de los muchachos bellos, a los que idolatra, como Marcel , el narrador, a André, conocido como «Dedé», publica su primer libro, «Partenza… vers la beauté» (Camino a la belleza, «partenza» es italiano y significa salida o en marcha) en 1898. Sus novelas más notables serán «Luc» (1903) y «L’Elu» (El elegido) ambas de temáticas cercanas. Quien casi únicamente ha escrito sobre Essebac es Jean -Claude Féray en su libro, «Achille Essebac. Romancier du Désir» (2008. Achille Essebac, novelista del deseo) al que deben no poco las páginas prologales de esta traducción de «Dedé», obra del mismo  Augusto F. Prieto -no lo conozco- y editada en la minoritaria Amistades Particulares. Prieto hace un buen trabajo y un prólogo casi académico, donde sitúa «Dedé» en parte de la literatura decadente de la época, curiosa y cicateramente, al nombrar a autores españoles -como si él fuera el primero que habla del asunto- no cita a ni uno sólo de los que hemos trabajado y desde hace mucho sobre ese período. Yo fui de los primeros en hablar de Hoyos y Vinent y reedité el libro de poemas «Alma Glauca»(1904) del singular Marqués de Campo, en 2006, libro en el que se cita, una rareza afrancesada, a Essebac. Curiosamente eso me puso en contacto con el biógrafo Féray, que me cita en los agradecimientos de su tomo, porque le hablé de esos contactos españoles de Essebac y le traduje la dedicatoria a Galdós de «Les Griffes», novela que se desarrolla en Toledo.  No quiero referirme a mi (aunque cito lo que antecede como evidencia) sino por decir que el buen Prieto no menciona a nadie. Un fallo fuerte cuando son no pocos los estudios españoles últimos sobre decadentismo, y lo que sabe mayoritariamente de Essebac sale en amplia parte del libro citado de Féray. Pero pelillos a la mar… Leí en francés «Dedé» en una edición de época -no la primera- hace unos diez años.

«Dedé» es una novela casi sin acción, decadente, enjoyada y lírica (no hay escenas explícitamente sexuales aunque mucha sensualidad) donde se describe la belleza de Dedé, entorno  a los 16 años -de ahí el referido uranismo- llegando al punto de que el narrador teme que «Dedé» se haga hombre y abandone la magia adolescente. Pero André morirá de tuberculosis -como su padre- en esa edad divina, entre apasionadas y lentas descripciones, a la vista de su madre y de su enamorado, que años más tarde lo busca por Venecia, adonde el muchacho había vivido, pero no lo halla, ni siquiera en el joven gondolero que se insinúa. Novela lírica, con sabios regustos de lenguaje y escasa acción, «Dedé» es un muy interesante libro de amor a la juventud y a la belleza, acaso levemente pudibundo, pese a su época. En cualquier caso la obra singular de un autor singular y más que raro. En la foto donde aparecen los tres hermanos Bécasse, Achille es el del centro, que pasa la mano sobre el hombro del hermano menor. Un libro muy peculiar que recomiendo, quizás a devotos del momento. Es curioso que las bellas portadas de Amistades Particulares en este caso singular, hayan acertado menos.


¿Te gustó el artículo?

¿Te gusta la página?